Posibilidades de la Historia Clínica Digital

La migración del papel al formato electrónico es sólo cuestión de tiempo, aún en una disciplina tan compleja y regulada como la historia clínica digital.

Existen muchas ventajas de la digitalización. En primer lugar, la disponibilidad rápida de los datos para distintos profesionales involucrados en el cuidado de un paciente. A menudo el paciente debe trasladarse en un edificio para ser examinado por distintos especialistas, y hasta hoy en muchos hospitales un carro de aluminio, cargado con centenares de historias clínicas encarpetadas, debe seguirlo.

carro de historias clinicas

Historias Clinicas en papel

A diferencia de la versión en papel, la versión digital puede ser consultada por varias personas a la vez. La demora en obtener un registro es de sólo segundos, en lugar de minutos u horas. Y no se requiere un empleado de archivo, sino que la obtiene directamente el personal interesado (y autorizado).

La seguridad es otra ventaja de la digitalización. Si bien también puede ser violada, para ello se requieren muchos más requisitos que para acceder a un papel, adulterarlo, sustraerlo o reemplazarlo.

Los epidemiólogos son los primeros defensores de la digitalización de historias clínicas. Su tarea se facilita enormemente, y se pueden sacar valiosas conclusiones a partir de los datos, y a menudo casi sin intervención humana.

De igual forma, los administradores de salud se benefician con la digitalización, porque analizar datos es más rápido, sencillo y completo. La consecuencia es mejorar la eficiencia del gasto en salud.

Una derivación adicional es la Telemedicina, incluyendo Segunda Opinión Médica y otras formas de diagnóstico y tratamiento asistidos por computadora. Disponiendo de una historia clínica digitalizada, un experto puede resolver problemas de un paciente distante, quizá fuera del alcance de médicos o aún de enfermeras.

Este es un resumen de la utilidad de la informatización, reportadas en la publicación del experto Peter Groen:

  • establecimiento de estándares (facilitado por la mayor disponibilidad de datos estadísticos)
  • compartir software (cada vez surgen más necesidades y oportunidades para procesar los datos disponibles y sacar conclusiones)
  • compartir información (para mejorar la atención médica)
  • compartir recursos (aunque el recurso no sea informático, los datos en línea sobre su disponibilidad, características y prestaciones ayudan a su mejor aprovechamiento)
  • compartir conocimientos
  • compartir recursos y soporte en la comunidad

Todavía hace falta explicarle a los administradores de salud los motivos por los cuales se debe informatizar. Dentro de poco resultará demasiado obvio para tener que explicarlo. Quienes defienden los datos en papel cada vez deben esmerarse más en defender su indefendible posición.

Este análisis apenas escarba la superficie del problema. Iremos elaborando sobre las distintas situaciones a medida que recolectemos opiniones del público y realicemos las primeras transacciones científicas y comerciales.