Análisis del uso de OpenEMR en una clínica mediana del Sur Argentino.

Existe una variedad de datos que pueden obtenerse analizando el sistema de historia clínicas OpenEMR. A partir del sistema instalado en una importante clínica de una ciudad del sur argentino (cuyo nombre por ahora reservamos) podemos ver el grado de uso que hacen los médicos del sistema, si lo hacen bien o con errores, y en base a eso, cuál puede ser la estrategia que corrija estos errores para lograr un mejor aprovechamiento del sistema.

Como generalidad, enuncio la definición de historia clínica, llamada registro clínico, ficha médica o expediente de salud, que es la narración escrita, en cualquier soporte, expresado en forma clara, precisa, detallada y ordenada por fecha, de todos los datos y conocimientos, tanto sea personales como familiares e incluso ambientales, que se refieren a un paciente. Estos datos sirven de base para el juicio definitivo y fehaciente de su enfermedad o de su estado de salud histórico y  actual.

El análisis de dos años de registros clínicos electrónicos en la mencionada clínica, muestra que se está utilizando menos del 10% de las prestaciones del sistema. Eso ocurre por desconocimiento y por no haber una coordinación eficaz de la tarea de entrada de datos. Si bien la adaptación al sistema está ocurriendo, si bien  lentamente, sabemos que siempre existe una cierta resistencia de los médicos a utilizar un nuevo sistema. Esta resistencia se vence con capacitación permanente y asistencia técnica activa. Incluso si el médico no solicita ayuda podemos contactarlo para interrogarlo acerca de como utiliza el sistema y escucharlo en sus quejas o
dificultades.

Incluso esto puede hacer que pensemos en incorporar nuevas prestaciones que faciliten la tarea de los profesionales. Normalmente el médico se queja de que está ocupado, y en algunos casos es bueno que la enfermera o algún personal administrativo lo asista en la tarea de interaccionar con el sistema informático. En otros casos también el personal de enfermería o auxiliar está saturado de tareas y no podemos contar con ellos para esta tarea. En estos casos puede contratarse un servicio remoto de asistencia por videoconferencia. Podemos incluso acceder a los pedidos de aquellos que insisten en utilizar papel con el servicio de transcripción remota a partir de grabaciones de audio, fotocopias o fax.

Muchas veces la queja es que el sistema es lento. Si esas quejas son comprobadas, lo básico es determinar cual es el cuello de botella. Trabajando directamente en el servidor comprobamos su velocidad de respuesta. Puede mejorarse el servidor agregando memoria, hasta un cierto límite. La otra opción es el cambio de microprocesador o de la tarjeta madre de la PC. Esto lo debe analizar un experto, y si es posible, generar en una computadora nueva una copia del sistema OpenEMR para medir sus tiempos de respuesta.

La mayor parte de las veces la limitación está en la computadora utilizada por el usuario final. 8 megas de memoria en general son suficientes para una respuesta rápida y satisfactoria. El microprocesador debe tener mayor velocidad para acomodar la mayor memoria. En mi caso estoy utilizando un disco duro de estado sólido que hace que la respuesta sea prácticamente inmediata. Cómo estos discos son caros, a veces las computadoras poseen un disco de estado sólido pequeño, dónde está el Windows, el cache y los archivos más comunes, y un disco mecánico convencional donde se ubica la mayor capacidad de almacenamiento, por ejemplo para guardar documentos scaneados, vídeos e incluso radiografías.

Las operaciones más comunes pueden ser comunicadas al personal a través de presentaciones PowerPoint o videos, lo cual ayuda a aceptar la nueva metodología.

En ciertos casos se requieren modificaciones al código del sistema. Por ejemplo, mejores traducciones y pequeñas ventanas de ayuda que salten en respuesta a pulsar en un signo de interrogación estratégicamente posicionado.

Consúltenos por estos servicios y cambios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *